Hurd on the Hill: A Veteran Serving Veterans

October 24, 2016
Hurd on the Hill: Local Columns
By Jon Arnold, Veteran and Military Caseworker for Congressman Will Hurd

Last summer was my first time staffing a town hall-type event with Congressman Will Hurd. Being a good former soldier, I showed up at the Uvalde Dairy Queen about 15 minutes before everyone else, dressed in slacks and a blazer. People started walking up to me, introducing themselves and thanking me, assuming that I was the Congressman. Since then, Will has called me his stuntman.

I first came across my job as a veterans’ caseworker for Congressman Hurd at a job fair that I was attending as an Army Wounded Warrior Advocate. On a whim, I gave my resume to the director of the Congressional Wounded Warrior Fellowship Program. Shortly after, Hurd’s office called me for an interview, and the rest is history.

I’ve always worked in veteran advocacy, but this job is different. Not only am I helping fellow veterans and military members get the benefits, care, and attention they deserve, but I have a boss who listens to their concerns, gives me the tools I need to tackle individual challenges, and is committed to improving the system.  

But my favorite part has been traveling the district with Will, meeting amazing people, and hearing their stories. On behalf of Congressman Hurd, I have personally interacted with over 500 Texas veterans at town halls, outreach events, on the phone, and in our office. I have learned the story of WWI veteran Marcelino Serna, met a 101-year old Uvalde resident who served alongside General Patton in WWII, and participated in a Silver Star award ceremony.  Another Silver Star recipient even shared with me the personal poems he wrote about his service in Vietnam. I am connected to so many great Americans throughout the district because of our military service.

Our office helps veterans and their families in a variety of ways. Last fall, I was contacted by a Vietnam Veteran in San Antonio who had logged over 260 hours and 30 combat missions over the Republic of Vietnam and needed help getting his Vietnam Service Medal added to his records.  Although it took some time, we were able to get his medal added, and Congressman Hurd personally presented it to him in March.

Another man we helped from Castroville was a Silver Star and Purple Heart recipient whose stories could serve as the script for an award winning movie. He needed assistance from the VA on a rating decision increase, which we were able to swiftly provide with a full explanation of his benefit level.

The hardest cases I work usually include mistakes made by the Military or VA, and are a struggle to correct because of the way the law is written. For example, I have been working with a family of a veteran who was denied VA healthcare coverage in the 1990’s because the veteran was not correctly rated. We were able to get them copies of his updated rating, which clearly states that the VA failed to properly diagnose him. As a result, the VA retroactively granted him 100% Permanent and Total Compensation backdated to the late 90’s. However, there is not a mechanism to compensate his family’s out of pocket medical expenses from 20 years ago. I am still working with the VA to see if we can come up with a solution.

Congressman Hurd listens to these challenges and helps me find solutions. I am proud to be on his team. I encourage you to reach out to our office if you need help fighting the federal bureaucracy or know someone who does. We may not be able to get folks the response they want 100 percent of the time, but we will get you an answer, and set the gold standard for constituent service.  After all, we work for you.

To the men and women in the 23rd who have put on a military uniform, please accept one veteran’s deepest gratitude. 

Hurd on the Hill: Un Veterano Al Servicio De Veteranos

Por Jon Arnold, Veterano y Trabajador Social Militar para eL Congresista Will Hurd

El verano pasado fue mi primera vez  apoyando en un evento de ayuntamiento con el Congresista Will Hurd. Como un buen soldado, me presenté en el Dairy Queen de Uvalde aproximadamente quince minutos antes que todos los demás, en pantalón de vestir y saco. La gente se dirigió hacia mí presentándose y agradeciéndome asumiendo que yo era el Congresista. Desde ese entonces, Will me ha llamado su doble

 Me encontré por primera vez trabajando para el Congresista Hurd como trabajador social de asuntos de veteranos  en una feria de trabajo en la cual me encontraba brindando apoyo al programa Guerrero Herido del Ejército (Army Wounded Warrior). En una corazonada, le entregue mi curriculum al director del Congreso para el programa Guerrero Herido del Ejército. Poco después, la oficina de Hurd me llamó para invitarme a una entrevista, y el resto es historia.

Siempre he trabajado en apoyo a los veteranos, pero este trabajo es diferente. No solo estoy ayudando a mis compañeros veteranos y  demás miembros militares a obtener sus beneficios, cuidado, y atención que se merecen, sino que también cuento con un jefe que escucha sus preocupaciones y me da las herramientas que necesito para hacer frente cada uno de los retos individuales de mi trabajo, y que se ha comprometido a mejorar integralmente el sistema. 

Mas mi parte favorita ha sido viajar por el distrito con Will, conociendo a gente increíble, y escuchando a sus historias. En nombre del Congresista Hurd, he interactuado personalmente con más de 500 veteranos de Texas en ayuntamientos, eventos de interacción con la comunidad,  por teléfono, y en persona  en nuestra oficina. Escuché acerca de la historia del veterano Marcelino Serna de la Primera Guerra Mundial, conocí a un residente de 101 años de edad de Uvalde que sirvió junto al General Patton en la Segunda Guerra Mundial, y he participado en una ceremonia de entrega del premio Estrella de Plata (Silver Star Award). Incluso, otro ganador de la Estrella de Plata compartió conmigo sus poemas personales que escribió sobre su servicio en Vietnam. Me he relacionado con muchos grandes estadounidenses en todo el distrito debido a nuestro servicio militar.

Nuestra oficina ayuda a los veteranos y sus familias en una variedad de maneras. El otoño pasado, fui contactado por un veterano de Vietnam en San Antonio que había registrado más de 260 horas y 30 misiones de combate sobre la República de Vietnam y necesitaba ayuda para conseguir su medalla al servicio de Vietnam añadida a sus registros. Aunque tomó algún tiempo, hemos sido capaces de obtener su medalla añadió, y el Congresista Hurd fue quien la presentó personalmente a él en marzo.

 
A otro hombre que ayudamos en Castroville quien era un acreedor de la Estrella de Plata y Corazón Púrpura y que cuyas historias podrían servir como el guion de una película digna de galardones. El necesitaba ayuda de la Administración de Veteranos (VA) acerca de una decisión de aumento de calificación, la cual fuimos exitosos de proveer con una explicación completa de su nivel de beneficios.

Los casos más difíciles con los que he trabajado por lo general incluyen los errores cometidos por el ejército o bien, la Administración de Veteranos, y son una lucha para corregir debido a la forma en que la ley está escrita. Por ejemplo, he estado trabajando con la familia de un veterano a quien le fue negada la cobertura de salud de VA en la década de 1990 debido a que el veterano no fue evaluado correctamente. Conseguimos copias de su índice de actualización, que establece claramente que él VA no lo había diagnosticado correctamente. Como resultado, la administración de veteranos le concedió el 100 por ciento de su compensación total y permanente y con efecto retroactivo desde finales de los años 90. Sin embargo, no hay un mecanismo para compensar los gastos médicos en  los que su familia incurrió fuera del bolsillo desde hace 20 años. Aún sigo trabajando con la Administración de Veteranos para llegar a una solución.

El Congresista Hurd escucha estos retos y me apoya a encontrar soluciones. Estoy orgulloso de formar parte de su equipo. Invito a la gente a acercarse  a nuestra oficina si necesita luchar contra la burocracia federal o bien si conoce a alguien que está haciéndolo. Tal vez no seamos  capaces de conseguir que la gente la respuesta que estén buscando en  el 100 por ciento de las ocasiones, pero le conseguiremos una respuesta, y estableceremos el estándar de oro para el servicio a los constituyentes. Después de todo, nosotros trabajamos para usted.

Para los hombres y las mujeres en el distrito 23 que se han puesto un uniforme militar, por favor, acepten el más profundo reconocimiento de un compañero  veterano.